jueves, 5 de junio de 2014

Presentación de DIOS ME PERSIGUE en Tijuana




Rafa Saavedra: escritor emblemático y punto de encuentro para una generación que exaltó el arte sin raíces. No pertenecía a bando alguno: su obsesión fue relatar y apresar el tiempo presente, impetuoso y sin dirección, en una lengua temperamental y ambigua: la que practicó para sobrevivir en el caos de una frontera movediza. Las dos últimas décadas le pertenecieron. Rafa Saavedra ha sido una voz sin fisuras. Su punto de partida: Tijuana. Su destino: él mismo.
Guillermo Fadanelli
 *
Subió al auto y, antes de saludar, lo primero que dijo fue: “I'm losing my edge”. Entendí de inmediato el sentido de la contradicción. Subí el volumen de la música y nos hicimos cómplices al instante. 
Rafa Saavedra


Cineteca Tijuana, Sala Carlos Monsiváis. Viernes 6 de junio. 8:30 pm.

martes, 20 de mayo de 2014

DIOS ME PERSIGUE - Rafa Saavedra



DIOS ME PERSIGUE
Autor: Rafa Saavedra
EDITORIAL MOHO

112 páginas.

Sinopsis:

“Subió al auto y, antes de saludar, lo primero que dijo fue: “I'm losing my edge”. Entendí de inmediato el sentido de la contradicción. Subí el volumen de la música y nos hicimos cómplices al instante.” (R.S.)

Rafa Saavedra: escritor emblemático y punto de encuentro para una generación que exaltó el arte sin raíces. No pertenecía a bando alguno: su obsesión fue relatar y apresar el tiempo presente, impetuoso y sin dirección, en una lengua temperamental y ambigua: la que practicó para sobrevivir en el caos de una frontera movediza. Las dos últimas décadas le pertenecieron. Rafa Saavedra ha sido una voz sin fisuras. Su punto de partida: Tijuana. Su destino: él mismo. Fuimos amigos. Prologué su primer libro Esto no es una salida. Postcards de ocio y odio cuando la broma de estar vivos comenzaba a ser incómoda y se imponía en nosotros un sentimiento de disgregación y fragmentación del todo. Rafa tuvo la mala fortuna de confiar en mí. Dios me persigue debió aparecer hace tiempo. Lo dejé pasar con la certeza de que tarde o temprano el libro se impondría y sería publicado. La muerte llegó primero y, como siempre, se equivocó. Guillermo  Fadanelli 

“Rafa escribía de aquello que era mejor no hablar y, a la vez, sus textos están llenos de palabras de otros, conversaciones o lo que él pensaba en silencio y no decía en vivo. Una buena parte de sus libros, son las palabras que Rafa guardaba.
Anoche terminé de releer este libro. Estos escritos son de los más cercanos a Rafa. Junto a cada uno, hay una historia. Podría escribir sobre esas historias colaterales. Pero no hay tiempo. A cada teclazo, se acaba el espacio. Y quizá es mejor que esas historias nunca sean contadas. Sólo queden los textos.
Donde hay un libro, un mundo se ha vuelto fantasma.” 
Heriberto Yépez


Rafa Saavedra (1967-2013): 1) Tijuanense. 2) Cronista snobground. 3) Fanzinero.revistero de luxe (Psychocandy, El Centro de la Rabia, Velocet, Radiante). 4) CDJ en alza (style + songs + bagaje cultural). 5) Escritor beyondeado con tres libros de relatos: Esto no es una salida. Postcards de ocio y odio (La Espina Dorsal, 1996), Buten Smileys (Yoremito, 1997) y Lejos del Noise (Moho, 2003). 6) Productor de Selector de Frecuencias (a very cool radio show). 7) Fotógrafo de escenas y nimiedades. 8) Bloguero posteverything.

Fragmentos del libro:

“Dios se desespera. Un día llegó con cuatro esbirros para convencerme a la mala. Un
“levantón” casi en la puerta de mi trabajo. Me mantuvo un mes encerrado en una jaula, con los ojos cubiertos con masking tape de avión y el pie derecho atado a un barrote con un cinto de piel de víbora. Dios sabe que tengo problemas de circulación, pero eso no le importó. Sus esbirros sólo me daban galletitas y jugo de naranja americano. Al final, me dejó libre. Gracias a él, bajé 12 kilos.” (R.S.)

“Dios ni siquiera sabe el nombre de mi canción favorita.” (R.S.)

“Subió al auto y, antes de saludar, lo primero que dijo fue: “I'm losing my edge”. Entendí de inmediato el sentido de la contradicción. Subí el volumen de la música y nos hicimos cómplices al instante.” (R.S.)

“Dios me persigue a todas partes. La última vez lo sacaron de mi bar favorito.” (R.S.)

Reseñas y prensa:


BúnkerReseñas: ‘Dios me persigue’, el libro póstumo de Rafa Saavedra 

DIOS ME PERSIGUE de Rafa Saavedro por Juan Carlos Hidalgo para SuplementodeLibros

sábado, 10 de mayo de 2014

MOHO en la V Feria del Libro Independiente


Editorial MOHO en la Feria del Libro Independiente en la librería Rosario Castellanos. Fondo de Cultura Económica. D.F.
NOVEDAD:
DIOS ME PERSIGUE
Libro póstumo de Rafa Saavedra.
PROXIMAMENTE SE DISTRIBUIRÁ EN OTRAS LIBRERÍAS.

“Rafa Saavedra: escritor emblemático y punto de encuentro para una generación que exaltó el arte sin raíces. No pertenecía a bando alguno: su obsesión fue relatar y apresar el tiempo presente, impetuoso y sin dirección, en una lengua temperamental y ambigua: la que practicó para sobrevivir en el caos de una frontera movediza. Las dos últimas décadas le pertenecieron. Rafa Saavedra ha sido una voz sin fisuras. Su punto de partida: Tijuana. Su destino: él mismo.” Guillermo Fadanelli

“Dios ni siquiera sabe el nombre de mi canción favorita.” (R.S.)

Libros MOHO disponibles en la FLI:



JAMAICA 69 de Constanza Rojas
ABURRIDA EN BOUVERET de Alejandra Maldonado
UN HOMBRECILLO EN MI CABEZA de Jesús Pacheco
JAIKÚS MANIACOS de Rubén Bonet
CUMBIA Y DESAPARECER de Kyzza Terrazas
TODAS LAS ARGENTINAS DE MI CALLE de Rodrigo Márquez Tizano
EL DÍA QUE LA VEA LA VOY A MATAR de Guillermo Fadanelli
ASCÓPOLIS de José Ángel Balmori
BARBARIE de Carlos Martínez Rentería
SUDOR AÑEJO Y SARDINA de Enrique Blanc
JET LAG Ari Volovich
LEJOS DEL NOISE de Rafa Saavedra
DIOS ME PERSIGUE de Rafa Saavedra

jueves, 24 de octubre de 2013

Presentación virtual JET LAG de Ari Volovich






Editorial MOHO
Luis Muñoz y Ari Volovich


L.M. Oliveira —escritor y profesor de ética. Autor
de La fragilidad del campamento (Almadía) y Bloody mary
(Mondadori).
 Ari Volovich, —autor del libro JET LAG y coautor, junto con el monero Jis, de Blasfemias ilustradas (Tusquets 2011).

LECTURA:
*
“La madre naturaleza no es más que una infanticida que goza de muy buena prensa la conciencia ecológica es el macro del síndrome de Estocolmo.”
*
“Salomón era el auténtico rey de los buscapiés, y me gustaría ver quien se atreve a refutar semejante sentencia.”

CONVERSACIÓN:

Lo primero que me gustaría preguntar, o poner en la mesa para abrir boca es, Ari: ¿qué encontramos en tu libro? ¿son crónicas, reportajes, cuentos?

Mayoritariamente son crónicas, algunos podemos encasillarlos en relatos… hay dos cuentos en el libro (así como podemos trazar en cuanto a género) y un reportaje. Un reportaje que tiene más que ver con pintar un panorama hiperrealista de lo que es el Medio Oriente.

Después de algunas crónicas metes este reportaje donde hablas de las mujeres suicidas, ¿por qué?

Pues porque creo que de por sí es perturbador saber que existe gente que está dispuesta a entregar su vida por una causa (sea cual sea la causa) pero, cuando lo pones en el ámbito femenino, adquiere una connotación mucho más impactante para el público y te habla de una situación exasperante. Digo, no estoy justificando en lo absoluto ni el terrorismo de Estado ni el terrorismo “asimétrico” o como le quieras llamar. Pero pienso que esta crónica, este reportaje, es muy representativo de la exasperación que existe en Medio Oriente. Sobre todo porque, te decía, son mujeres, y eso siempre va a impactar más por todos los estereotipos que conlleva la feminidad: el traer vida y demás. Y no sólo es un recuento del Medio Oriente.

Es cierto, también hablas de Chechenia

De Chechenia, de “Las viudas negras”; es un recorrido incluso por los Tamiles, de Sri Lanka. Pensé que pudiera ser un retrato bastante fidedigno: darle una idea al lector de qué parte, de qué región estamos hablando. Aunque, otra vez, esto se amplía un poquito.

Entonces déjame detenerte ahí Ari, y decirles que en el libro, en JET LAG, se van a encontrar, crónicas, relatos y algún reportaje (yo los reto a que encuentren cuáles son los cuentos) que van desde un tanquero practicando hasta una botarga del Dr. Simi. Ese es el gran espectro que cubre este libro que va de Israel, vuelve a México, va a Israel, con una maestría bastante notable.